Ciudad de México, 27 de febrero del 2020

BOLETÍN

 

FIRMAN CONVENIO GOBIERNO DE LA CIUDAD DE MÉXICO, CMIC CIUDAD DE MÉXICO Y IIUNAM

PARA MEJORAR CALIDAD DE EDIFICACIONES

  • El documento tiene como propósito elevar la calidad de las obras que se ejecutan en la Ciudad de México y crear una Ley de Edificaciones
  • La Jefa de Gobierno destacó que el trabajo conjunto entre Gobierno capitalino, academia e iniciativa privada permitirá garantizar mayor certidumbre jurídica y seguridad estructural

El Gobierno capitalino llevó a cabo la Firma del Convenio Modificatorio de Colaboración para el Desarrollo y Fortalecimiento de la Normatividad en Materia de Edificación, con el Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Delegación Ciudad de México, que tiene como propósito garantizar la seguridad estructural de las obras que se ejecutan en la administración pública de la Ciudad de México.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, destacó que el trabajo conjunto entre el Gobierno capitalino, la academia e iniciativa privada brindará mayor certidumbre jurídica y seguridad en las edificaciones que se realicen en la capital del país, y posteriormente crear una ley por la que deberá regirse el Reglamento de Construcciones.

“El reglamento requiere un marco mayor, no significa que eso va a ser una limitación más en la construcción en la Ciudad de México, hay que verlo al revés, va a permitir la consistencia jurídica de la seguridad estructural de las construcciones en la ciudad. Ellos (CMIC) van a aportar el recurso, a partir de las obras que hacen en la ciudad para que el Instituto de Ingeniería de la UNAM, sea quien elabore esta Ley de Edificaciones de la Ciudad de México.

Luego de signar el convenio como testigo de honor, Sheinbaum Pardo informó que la presente administración capitalina realizará cada año una inversión de cerca de 35 mil millones de pesos (mdp) en obra pública y vivienda en la Ciudad de México; de ellos, 20 mil mdp son para la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse), 7 mil mdp en el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), 4 mil mdp en trabajos de Reconstrucción, 3 mil mdp en diversos proyectos de movilidad, y mil mdp destinados al Instituto de Vivienda (Invi).

“Esto significa, de 2018 a la fecha, más del doble de lo que se invertía en la ciudad en recursos públicos para la obra pública. Esto tiene que ver con una redefinición que hicimos del presupuesto porque el presupuesto prácticamente es el mismo, redujimos gasto de operación para poderlo poner en inversión en la ciudad, porque se requiere inversión en infraestructura pública”, dijo.

Además, comentó que se ha dado un avance significativo en términos de la obra privada, a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), porque se han resuelto casos de permisos de construcción que se encontraban estancados por diversos motivos y se estableció un esquema de consulta pública con vecinos que habitan alrededor de los grandes desarrollos inmobiliarios en la Ciudad de México.

“Antes solamente el DRO y el corresponsable de seguridad estructural eran los responsables en el caso de algún problema en una edificación. Hoy son responsables las constructoras, los dueños de las constructoras, es decir, está vinculado, no solamente el servidor público, el DRO y el corresponsable, sino el dueño de la empresa; eso genera mucho mayor revisión de los propios dueños de las empresas en que la edificación esté cumpliendo con la norma. Le habían quitado también los seguros de gastos a terceros, nosotros lo regresamos” comentó.

El secretario de Obras y Servicios, Jesús Antonio Esteva Medina, indicó que en conjunto con el Comité Científico Asesor sobre Sismos, permitió impulsar el desarrollo de la Ley de Edificaciones, misma que también analizará aspectos de sostenibilidad, eficiencia energética en instalaciones que se construyan.

“Para el Gobierno de la Ciudad de México es muy importante incrementar la seguridad estructural, garantizar la seguridad estructural de las edificaciones y en el tiempo que tiene esta administración, las acciones se han enfocado por un lado en generar conocimiento, por otro lado, en atender la reconstrucción, y en este momento también en la revisión de la normatividad”, señaló.

El presidente del Comité Científico Asesor sobre Sismos, Sergio Manuel Alcocer Martínez de Castro, destacó que se trabajará para el que el marco jurídico de la Ley de Edificaciones cuente con los aspectos más modernos de la construcción e infraestructura urbana, a fin de brindar una mayor seguridad estructural de la capital del país.

La directora del Instituto de Ingeniería de la UNAM, Rosa María Ramírez Zamora, apuntó que trabaja con el compromiso de desarrollar y coordinar una nueva ley en seguridad de obras y de un nuevo reglamento de construcciones para la Ciudad de México, donde se contemplan los requerimientos necesarios para que las estructuras sean sustentables, cuentan con eficiencia energética, y con las mejores prácticas internacionales aplicables en grandes ciudades.

El presidente del Comité Directivo de la Delegación Ciudad de México de la CMIC, M. I. Luis Armando Díaz Infante Chapa, informó que la firma del convenio también impulsará la capacitación y profesionalización de los trabajadores de la construcción, así como en la mejora continua en los procesos de la edificación y la elaboración de los proyectos ejecutivos.

El desarrollo y fortalecimiento de la normatividad en materia de Edificación de la Ciudad de México, cuyos proyectos normativos serán elaborados por la UNAM, será fondeado mediante la aportación voluntaria que realicen los constructores de la CMIC al amparo de los contratos de obra pública realizados con la Sobse. Se estima que se aporten cerca de 10 millones de pesos para llevar a cabo dichos trabajos.

En el evento también estuvieron el director general del Instituto para la Seguridad de las Construcciones, Dr. Renato Berrón Ruiz; y el coordinador general del Sacmex, Dr. Rafael Bernardo Carmona Paredes.

—000—